• Historia
  • Concepto
  • Obrador

Mamá Framboise nace de la búsqueda de la recuperación del romanticismo gastronómico de la pastelería. Los recuerdos de infancia, de las grandes celebraciones, de las épocas navideñas o de una fiesta siempre son hechos en los que un dulce forma parte y queda grabado en nuestros recuerdos para siempre.

Basada e inspirada en el libro de Joanne Harris “Cinco Cuartos de Naranja”, en él, su protagonista, Framboise, evoca sus recuerdos de infancia siempre ligados a los dulces y las viandas que junto a ella preparaba su madre. A través de sus sabores sencillos, de la artesanía, de los ingredientes naturales de alta calidad, del entorno, la decoración y el cuidado por nuestro trabajo Mamá Framboise evoca la tranquilidad, la desconexión, la entrada en un universo dulce que nos aleja por un momento de la rutina y nos hace zambullirnos en un placer inigualable para todos nuestros sentidos.

Bienvenidos a la Alta Pastelería.

La filosofía de trabajo de obrador de Mamá Framboise se basa en la dedicación, amor y respeto por la pastelería. El espíritu por la perfección, equilibrio y elegancia de los formatos y sabores es una exigencia continua.

Siempre pensando en el próximo paso, en cómo sorprender al cliente, en cómo aportar nuestro granito de arena para que nuestra profesión evolucione, todo fruto de la creatividad insaciable de nuestro equipo, son las inquietudes que nos mueven hacia delante.

Enseñar a nuestro personal a amar lo que hacen, inculcar el sacrificio, el esfuerzo y la superación personal son también una de nuestros mayores objetivos a conseguir. El trabajo con ingredientes naturales de primera calidad, la recuperación de sabores, la frescura, la sencillez y la técnica depurada de trabajo son constantes vitales de nuestro obrador.

PABLO DE TARSO LÓPEZ-PALACIOS

CHEF DE OBRADOR

Nacido en Madrid en el año 1985, su pasión desde niño por la frescura de los productos del campo le lleva a interesarse en la cocina y la pastelería, impulsándolo a emprender su carrera desde muy joven.

Sus primeros pasos en la cocina fueron en el reconocido Restaurant La Paloma de Madrid, junto al chef Segundo Alonso. Tras cuatro años de trabajo, aprendizaje y dedicación decide vivir nuevas experiencias, viaja a Londres donde trabaja como chef y descubre la pastelería como una nueva pasión.

Se inicia como pastelero en Barcelona junto a Eric Ortuño, chef de la Escuela Hofman. Su gran habilidad en la pastelería le hace destacarse y apasionarse aún mas por su trabajo.

A partir del año 2011 inicia su trabajo junto a Alejandro Montes y vive desde el comienzo el nacimiento de Mamá Framboise.